Un grupo de menas marroquíes da una paliza a un agente de la Policía Nacional en Melilla


Un grupo de menas magrebíes agredió el pasado domingo a un agente de la Policía Nacional en plaza de la Cruz Roja, situada en Melilla. 

El sindicato Jupol ha denunciado los hechos, explicando que fue sobre las 21:40 horas cuando el agente, que se dirigía a su vivienda, fue asaltado y agredido por un grupo de 15 jóvenes, la gran mayoría menas magrebíes.

Estos jóvenes empezaron a insultarle y le llamaron “chivato”, además de decirle que era “un madero de mierda”. Al no querer encararse con ellos por tratarse de jóvenes, estos le siguieron hasta el portal de su vivienda, donde “de forma sorpresiva se abalanzaron sobre él propinándole puñetazos en la cara e intentando tirarlo al suelo”.

Una vez en el suelo, los agresores comenzaron a darle patadas y puñetazos, siendo imposible que pudiera escapar de tal paliza. Tras la agresión, una patrulla de la Policía Local se personó en el lugar de los hechos, lo que provocó que la mayoría de los menas huyeran, menos dos jóvenes, que pudieron ser retenidos.

El agente de la Policía Nacional tuvo que ser trasladado al hospital, necesitando tres puntos de sutura en la nariz, además de sufrir heridas en el cuello, pómulos, cejas, frente, tobillo y hematomas por todo el cuerpo.

El consejero de Bienestar Social de Melilla ya ha pedido este mes al ministro de Interior que haga las gestiones necesarias ante Marruecos para hacer cumplir el acuerdo de repatriación entre ambos países y devolver a sus familias a los menores extranjeros no acompañados (MENA) que hay en Melilla, más de mil, la práctica totalidad marroquíes. Lo más probable es que no se vayan a efectuar las deportaciones.