Ence no se cierra: El presidente del comité de empresa de Ence envía una carta a Sánchez cargando contra las "campañas de derribo industrial promovidas por los nacionalistas gallegos"


Distinguido Presidente:

En mi condición de Presidente del Comité de Empresa del centro de trabajo en Pontevedra de ENCE, Energía y Celulosa S.A. quiero dirigirme a Ud. para trasladarle la preocupación de la plantilla a la que represento, de los trabajadores de las empresas auxiliares y de todos aquellos directamente vinculados a la actividad productiva de nuestra empresa en la Comunidad Autónoma de Galicia.

Después de años soportando todo tipo de obstáculos por parte del Gobierno Municipal de Pontevedra, entre muchos otros los judiciales, para los que utilizan el erario público sin ningún tipo de pudor, esperábamos que la renovación de la concesión para continuar la actividad industrial en los próximos 60 años, traería consigo una moderación de las campañas de acoso y derribo promovidas por el BNG, las Mareas, e incluso su propio partido. Por cierto, no está de más recordar que la empresa tiene que abonar por dicha concesión un canon anual de 1.575.720 euros.

Teníamos esa esperanza, porque la actividad de Ence genera 800 puestos de trabajo en la comarca de Pontevedra y más de 5.000 en la comunidad autónoma, a los que habría que añadir más de 80 nuevos puestos de trabajo (entre directos e indirectos), con el plan de nuevas inversiones comprometidas y porque, además, dicho plan lleva aparejadas una serie de medidas que reducen todavía más, si cabe, el ya mínimo impacto ambiental de la factoría.

La concesión de Costas por 60 años obliga a la empresa a la realización de un plan de inversiones de 61 millones de euros, plan que se amplió a 193 millones tras la firma de un "pacto ambiental" entre la empresa y la Xunta de Galicia, esta cantidad es equivalente a dos veces y media el presupuesto actual del Ayuntamiento de Pontevedra. Además estas inversiones tienen un notable efecto multiplicador sobre la actividad comercial del Puerto de Marín.

Puesto que la principal preocupación de los españoles y de los pontevedreses es el paro, lo que en cualquier lugar de la geografía española sería muy bien recibido, no es así en parte de la representación política institucional local, quetiene el objetivo patológico de combatir la actividad industrial, desprestigiándola y denigrándola, y que difunde y defiende un discurso político que minusvalora al sector industrial y sobrevalora al sector servicios, tal y como recientemente ha manifestado en prensa el alcalde de una parte de los pontevedreses, Miguel A. Fernández Lores.

En nuestra condición de obreros, realizamos una intensa actividad sindical en el marco de la empresa, la cual nos ha facilitado la consecución de unos salarios dignos y de un empleo con derechos, en definitiva, de un empleo de calidad.

No es esa, desgraciadamente, la condición ni los salarios de la amplia mayoría del sector servicios en la Comarca de Pontevedra, pero eso no importa ni lo más mínimo a los miembros del Gobierno Municipal de Pontevedra, que lo primero que hacen tras las elecciones municipales es incrementar sustancialmente sus salarios institucionales, mientras le aplican ajustes al personal que presta servicios para el Ayuntamiento.

La comarca de Pontevedra no se caracteriza, precisamente, ni por la ausencia de desempleo, ni por la cuantía de sus salarios y mucho menos por la perspectiva de nuevas instalaciones de proyectos empresariales, que estén en disposición de transformar el escenario de la actual actividad económica y productiva en la comarca, por lo que la sensatez y la responsabilidad dictan que no se deben poner palos en las ruedas a aquellos proyectos de inversión, que cumpliendo la más estricta legalidad, estén en disposición de generar riqueza y de distribuir la misma de forma equitativa.

La pseudoizquierda que padecemos en la comarca de Pontevedra, y que presenta como uno de los ejes centrales de su actividad política, la destrucción del empleo industrial de calidad, a estas alturas, estamos convencidos que van a continuar con una acción política enfermiza y desvertebradora de la actividad económica en nuestra comarca, porque han conseguido que una parte de sus votantes considere que "es de izquierdas”" cerrar empresas como Ence, mientras han ido dejando por el camino los principios de la verdadera izquierda y por ejemplo, utilizan 12 millones de euros de los presupuestos municipales de Pontevedra en servicios básicos municipales privatizados.

Somos obreros que para poder vivir dignamente en nuestra comarca, necesitamos los puestos de trabajo que desempeñamos, pero también somos obreros con conciencia solidaria que sabemos que la política anti-industrial municipal genera graves perjuicios a otros trabajadores, muchos de ellos con elevada cualificación profesional, que quisieran trabajar y no pueden, porque desarrollar cualquier iniciativa inversora en Pontevedra que pretendan emprender empresas como Ence, constituye una auténtica odisea.

Y mientras eso sucede, a un importante número de trabajadores cualificados de empresas de Pontevedra se les fuerza al paro o al destierro, porque la ausencia de un núcleo industrial potente, obliga a las empresas a internacionalizarse y a deslocalizar, de facto, a sus trabajadores para poder mantener el empleo.

Sr. Presidente, desde la responsabilidad que Ud. ostenta, le solicitamos que no colabore, ni por acción ni por omisión, con estos políticos locales de la Comarca de Pontevedra, que le demandan la derogación de la concesión (en un alarde de lo que para ellos supone el estado de derecho) y que tenga consciencia de que Ud. además, dirige un partido político que reivindica su condición de obrero.

En mi nombre y en el de los restantes miembros del Comité de Empresa, me gustaría invitarle a una visita a nuestra fábrica, para que pudiera conocer de primera mano nuestra realidad productiva, somos conscientes de que ni la coyuntura política, ni sus responsabilidades van a poder permitirle compartir unos momentos con nosotros, pero en todo caso, sí le queremos trasladar nuestra esperanza y nuestro deseo de que esté Ud. del lado de los obreros.

Fdo: D. Ignacio J. Acuña Dios. Presidente del Comité de Empresa Ence-Pontevedra.