Colau está privatizando la seguridad en espacio público


Los comerciantes de la Plaza Real en Barcelona empiezan a contratar "agentes cívicos" para que patrullen las calles, hartos de hurtos e inseguridad. El sindicato CSIF, el más representativo de la Guardia Urbana, ha tildado de "intolerable" esta privatización silenciosa de la seguridad en espacio público y pide a Colau "dotar a los efectivos policiales de material y recursos para lidiar con el repunte de la inseguridad".
Desde el 78, ayuntamientos y autonomías tienen las competencias en seguridad ciudadana, cedidas por el Estado.