El regalo de Gamal Abdel Nasser a España


Probablemente sea una de las joyas de mayor valor que atesora Madrid, pero muchos españoles desconocen su existencia.

El templo de Debod es un regalo del revolucionario egipcio Gamal Abdel Nasser como signo de amistad por la participación española en los años 60 del siglo pasado para salvar los santuarios de la región de Nubia. Hoy, el monumento está situado en la madrileña Montaña del Príncipe Pío.

Según sostiene la Real Academia de la Historia, el templo fue fundado en la Baja Nubia -región atravesada por el río Nilo entre Asuán, en Egipto, y Jartum, en Sudán- 200 años antes de Cristo. El monumento, que fue ordenado construir por el rey kushita Adijalamani de Meroe, estaba dedicado al dios Amón de Debod, «padre de todos los vientos», y a Isis de Filé, «diosa de la maternidad». Posteriormente, fue embellecido y reformado por los faraones de la dinastía ptolemaica.