Los trabajadores del Zoo de Barcelona anuncian una huelga contra la "reconversión"


El pleno municipal de Barcelona aprobó con el apoyo de BComú, PdeCAT y ERC —y el voto en contra de Ciudadanos, PSC y PP— una modificación de la ordenanza de protección de animales que prohíbe al recinto la reproducción de especies que no puedan ser después liberadas en la naturaleza.  Los 2.000 animales de 300 especies que viven en la instalación serán trasladados a santuarios o cuidados en el espacio hasta su muerte, salvo aquellos en peligro de extinción que entren en planes de reintroducción en la naturaleza. Los 150 trabajadores del zoo han convocado una huelga y contra la nueva norma, que "supondrá la clausura de un parque que forma parte de la memoria colectiva de generaciones".