El Reino Celestial de la Gran Paz: El estado cristiano chino que abolió la propiedad privada


Durante el siglo XIX, la milenaria China Imperial estaba sufriendo una serie de desastres naturales, problemas económicos y sociales que estaban menguando a la población del país, junto con la intervención de las potencias occidentales que estaba poniendo a prueba la capacidad del Emperador.

La Primera Guerra del Opio entre 1839 y 1842 en la que China tuvo que ceder Hong Kong a los británicos, y la apertura de China a los países europeos, entre otras facilidades mediante el Tratado de Nankín, demostró que el poder militar en el país estaba obsoleto comparado a otros países. La dinastía Qing, quien gobernaba China desde 1644 y que pertenecía a la minoría étnica manchú, era vista por la mayoría étnica como un gobierno ineficiente y corrupto.

Este sentimiento en contra de los manchúes se hizo más evidente en el sur, específicamente sobre la clase pobre y rural que se sentía disgustada y recayó sus esperanzas sobre un visionario carismático de la minoría hakka cuyo nombre era Hong Xiuquan.

HONG XIUQUAN



Procedente de una familia pobre de granjeros, Xiuquan fue un estudiante ejemplar durante su juventud, pero cuando estaba preparándose para el examen imperial en 1836, que era la única forma de admisión en el cuerpo de funcionarios, no pudo pasar las pruebas, fallándolas una y otra vez de manera sucesiva; en ese período conoció a un misionero cristiano que dictaba charlas acerca de varios tratados religiosos. Un nuevo fracaso le llevó a entrar en una crisis nerviosa en 1837. Estuvo delirando por días y su familia temía por su vida. Mientras estaba convaleciente, Hong soñó que visitó el Cielo y descubrió que poseía una familia celestial distinta de su familia terrenal, que incluía un padre celestial (Dios), una madre, un hermano mayor (Jesús), una cuñada, esposa e hijo, producto de lo cual acabaría renegando del confucionismo y budismo, y abrazando el cristianismo.

Su filosofía consistía en considerarse a sí mismo como el "hermano menor de Jesús", teniendo una interpretación propia de la Biblia y no reconociendo la Santísima Trinidad; para él, el Espíritu Santo no era más que un "Santo Viento" probablemente debido a la mala traducción de los misioneros.

A partir de su conversión comienza a destruir sus estatuas y libros confucianistas y budistas. Esto fue considerado un sacrilegio al confucianismo y fue atacado por los confucianistas; por ende se retiró a Guangxi, donde conoció a un ministro baptista estadounidense. Feng Yunshan y otros parientes, fundaron una nueva secta llamada "Los Adoradores de Dios", y que tenía como misión destruir todos los iconos en la región de Guangdong.

Este movimiento comenzó a obtener mayor reconocimiento debido a la hambruna y la desidia que estaba sufriendo China en la década de 1840, y que estaba originando la formación de movimientos contrarios al imperio chino, quienes se encargaban de dar voz y defender a los más necesitados. Xiuquan tomaría la idea de fundar un reino celestial en la Tierra y derrocar al régimen manchú para completar su labor.

Predicó su palabra ante los mineros que extraían carbón en la Montaña Zijin, convenciéndoles de su proyecto de comuna cristiana. A finales de la década de 1840, reorganizó su secta en una organización militar; y con los bienes de todos los miembros (ya que la secta obligaba a todos a despojarse de los bienes terrenales) obtuvieron una reserva de armas. Posteriormente, Xiuquan fue atacado en 1850 por miembros gubernamentales imperiales, y esta oportunidad fue propicia para iniciar su nueva etapa revolucionaria.


El 11 de enero de 1851 se produce el Levantamiento de Jintian, que movilizó a una fuerza de diez mil hombres al mando de Xiuquan que lograron someter a las fuerzas imperiales en dicha ciudad. Este movimiento desencadenó el inicio formal de la Rebelión Taiping. Poco después en agosto de 1851, se proclama el Reino Celestial de la Gran Paz, y Xiuquan sería el líder absoluto con el título de Rey Celestial. El principal objetivo de este estado era ofrecer la paz y la prosperidad en China con la adoración de un único dios; mediante un cambio no sólo religioso, sino administrativo, económico y militar.

Ya estaba desencadenada una guerra civil en China que dejaría 20-50 millones de muertos. El Imperio Qing, respaldado por Francia y Reino Unido, tardó 13 años en aplastar la rebelión.

REINO CELESTIAL DE LA GRAN PAZ

La mayor extensión (rojo) del Reino Celestial

En los territorios controlados, el Reino Celestial estableció un régimen altamente militarizado y se hicieron cambios radicales en la forma de vivir de las personas de la región:

-La base de estudio para las examinaciones imperiales para los oficiales cambiaría de los preceptos confucianistas a los cristianos.

-La propiedad privada sería abolida y todo terreno era propiedad y distribuido por el reino.

-Se estableció un calendario solar que reemplazó al calendario lunar clásico.

-No existiría una sociedad por clases y los sexos fueron declarados iguales.

-Fue el primer régimen chino en admitir a las mujeres para la examinación imperial.

-Se promovió la monogamia y se prohibió la poligamia y el concubinato.

-Se prohibió el vendado de pies, que era una costumbre muy difundida en China.

-Se prohibió además el consumo de opio, los juegos de azar, el tabaco, el alcohol, la esclavitud y la prostitución.

Bandera del Reino Celestial 


Promulgaron una ley agraria muy radical que decía: <<Toda tierra bajo el Cielo será cultivada en común por el pueblo... La tierra será cultivada por todos, el arroz comido por todos, los vestidos llevados por todos, el dinero gastado por todos. No habrá más desigualdades y nadie estará sin alimento ni combustible>>.

En aplicación de la ley, «las cosechas debían ser almacenadas en graneros comunitarios ("graneros celestes")» y, por otro lado, «la producción artesanal estaba asegurada por batallones "celestes" de artesanos del Estado».

La principal fortaleza de la rebelión era el ejército, que se caracterizaba por un alto nivel de disciplina y fanatismo. Los miembros del ejército vestían un uniforme de chaqueta roja y pantalón azul y tenían un cabello largo. Este ejército se distinguía además por la gran cantidad de mujeres sirviendo al ejército, algo que no era nada común en los ejércitos del siglo XIX.

El combate que realizaban era extremadamente brutal y sangriento, con poca artillería pero con grandes fuerzas equipadas con armas pequeñas. En 1856, los miembros del ejército llegaban al millón. La estrategia de conquista se basaba en la toma de las grandes ciudades, consolidación del control de las ciudades y luego marchaban a las afueras para combatir con las fuerzas imperiales. En 1860, su clímax, se supone que oscilaba entre 2'5 y 3 millones de soldados.

Xiuquan estableció su capital en Nankín, manteniendo su reino hasta 1864, cuando no pudo resistir la ofensiva de las tropas imperiales. Se quitó la vida el 1 de junio de ese año mediante ingesta de veneno, siendo sucedido por su hijo, Hong Tianguifu.

Hong Tianguifu, Rey Menor del Cielo

Sucedió a su padre a los catorce años y no fue respetado como su padre por los gobernadores regionales, que hablaron desfavorablemente de él. Li Xiucheng escribió en su autobiografía, que fue escrita poco antes de su ejecución, que Hong Tianguifu era descrito como "inexperto", "mimado" e "incapaz". Además, Hong Tianguifu nunca supo montar un caballo, lo que era esencial para los líderes y comandantes en las guerras.

El 25 de octubre fue capturado por los soldados imperiales y ejecutado por la técnica de la "muerte por mil cortes". Este suplicio chino consistía en descuartizar al reo, que previamente era drogado con opio y atado a un poste. Los pedazos del cuerpo eran depositados ante el reo, que era mantenido con vida hasta terminar con una decapitación o la extracción de un órgano vital.


Antes de su ejecución clamó las siguientes palabras: "Guangdong no es un lugar agradable, no quiero volver. Solo quiero estudiar con el Viejo Maestro Tang en Hunan, y debería ser un gran erudito".

Este comentario aparentemente inocente, sin sentido e irrelevante fue considerado por algunos como un intento desesperado e inútil de evitar su muerte confundiendo al verdugo sobre sus futuras intenciones, pero también podría reflejar su total falta de comprensión de lo que le estaba sucediendo a él, y a su reino perdido. A su muerte, el Reino Celestial de la Gran Paz de los Taiping fue destruido y disuelto.

LEGADO

Las opiniones sobre Xiuquan en la China actual son muy dispares. Los comunistas de Mao Zedong por lo general admiraron a Hong y su movimiento como un levantamiento campesino legítimo, constituyendo en sí un antecedente de su propio movimiento. El líder republicano nacionalista Sun Yat-sen procedía de la misma zona que Hong y se dijo que se había identificado con él desde su infancia.