Los derechos del trabajador ante un ERE temporal



Legalmente, tu empresa no puede obligarte a coger ahora las vacaciones ni despedirte sin causa justificada por la situación del coronavirus.

Lo que si puede, apoyada por el Gobierno, es implantar un 'Expediente de Regulación Temporal de Empleo' (ERTE). Las empresas que se acojan a este mecanismo pueden suspender temporalmente los contratos de sus empleados, o bien reducir su jornada laboral entre un 10 y un 70%.

Durante la duración del ERTE, el trabajador podrá solicitar el paro siempre y cuando cumpla los requisitos de acceso a la prestación. Para poder acceder al paro el trabajador tiene que haber cotizado al desempleo al menos 360 días dentro de los seis años anteriores y no haber utilizado esas cotizaciones para una prestación anterior.

Si ha cotizado un periodo inferior a 360 días, podrá percibir el subsidio por desempleo si, además de cumplir el resto de requisitos básicos, no tiene rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional vigente, sin tener en cuenta la parte proporcional de dos pagas extraordinarias.

El importe de la prestación será del 70% de la base reguladora los seis primeros meses y el 50% a partir del séptimo mes. La base reguladora será la media de las bases de los 180 últimos días cotizados.

Durante el periodo que dure la suspensión del contrato el trabajador no perderá antigüedad a efectos de una futura indemnización por despido.
En ninguno de los dos tipos de ERTEs la empresa deberá abonar ninguna indemnización. El motivo de que no exista indemnización es que el trabajador no ha sido despedido sino que el contrato sigue vigente.

La empresa seguirá cotizando el 100% a la seguridad social, siendo la base la media de los 6 últimos meses cotizados. Por este motivo el trabajador sigue manteniendo sus derechos de cara a una futura pensión de jubilación o a una pensión de incapacidad permanente.

Durante el periodo de suspensión del contrato no se genera derecho a vacaciones en caso de ERTE de suspensión. Si el ERTE es de reducción de jornada, sí se genera ese derecho.

Al finalizar el ERE temporal se debe volver al mismo puesto con las mismas condiciones.

*Legalmente, cabe la posibilidad de que, en el supuesto de que un trabajador se encuentre afectado por un Expediente de Regulación de Empleo de carácter temporal, pueda trabajar en otra Empresa, siempre y cuando cumpla con un requisito: debe comunicarlo tanto a la Compañía que le esté aplicando el ERE como al Servicio Público de Empleo Estatal. Deberá tener en cuenta que, en caso de encontrarse en situación de Pluriempleo, dejará de percibir la Prestación por Desempleo que obtenía por encontrarse en ERE temporal.