Fallece a los 89 años el histórico anarquista Lucio Urtubia


Lucio Urtubia, histórico militante anarquista, ha fallecido este sábado 18 de julio a los 89 años en París, ciudad a la que tuvo que exiliarse en 1954.

Nació en 1931 y desde muy temprano el joven Lucio aprendió a jugar al ratón y al gato con la Guardia Civil. Aprovechando que tenía un hermano camionero, empezó a contrabandear café, fruta y otras mercancías por la frontera franco-española.

Entonces robaba para sobrevivir. Y siguió haciéndolo en la mili. Los militares descubrieron el saqueo, y eso forzó al soldado a escapar a Francia en 1954 para no acabar fusilado.

Casi sin saber leer, Lucio se trasladó a París y trabajó de alicatador, un oficio que mantuvo hasta jubilarse a los 73 años. Comenzó a relacionarse con las Juventudes Libertarias para aprender el francés, pero acabó plenamente convencido por las relaciones que allí inició.


Al poco tiempo de vivir en París se le pidió que escondiera a Quico Sabaté, máximo exponente de los maquis en Cataluña, con el que compartió casa durante varios años, hasta la muerte de éste. Urtubia empezó a emular a su ídolo, realizando incursiones en territorio español; posteriormente emprendió una serie de robos y atracos por Europa con objeto de conseguir fondos para la causa revolucionaria.

Anteriormente había comenzado su actividad de falsificador, proveyendo de documentos falsos a una gran cantidad de guerrilleros y exiliados. En la década de 1960, conjuntamente con otros exiliados, inició sus actividades de falsificación de moneda con la que financiaban a numerosos grupos por todo el mundo, a la vez que procuraban derrocar el sistema capitalista.

En plena invasión de la Bahía de Cochinos, propuso a la embajadora de Cuba en Francia la destrucción con explosivos de intereses estadounidenses en el país, a lo que esta se negó. Sin embargo, resultó tentada con la propuesta que le hizo de falsificación masiva de dólares americanos, de los que le llevaba una muestra.


Fue entonces cuando la embajadora medió para presentarle al Che Guevara en 1962, al que presentó su plan de falsificación a gran escala de dólares, plan que rechazó. Este encuentro supuso una gran decepción para Urtubia.

La acción subversiva más importante de cuantas realizó fue la falsificación de cheques de viaje del banco estadounidense First National City Bank (actual Citibank) en la segunda mitad de la década de 1970. Realizó 8.000 hojas de 25 cheques de 100 dólares cada uno, un total de 20 millones de dólares, lo que estuvo a punto de hacer quebrar al banco, que sufrió una importante caída en su cotización en bolsa. Este dinero fue utilizado para financiar distintos movimientos guerrilleros en Hispanoamérica (tupamaros, montoneros, etc.) y Europa.

Fue procesado y encontrado culpable de un delito de falsificación, por el que fue condenado a 6 meses de cárcel. La pena se fijó tras llegar a un acuerdo extrajudicial con el banco, que aceptó retirar gran parte de los cargos a cambio de las planchas de grabación.


A lo largo de su vida participó en un gran número de actos contra el sistema que supusieron que se dictaran en su contra 5 órdenes internacionales de búsqueda, incluida una de la CIA. Destacan la participación en la preparación del secuestro del nazi Klaus Barbie en Bolivia, la colaboración en la fuga del líder de los Panteras Negras, la intercesión en el secuestro de Javier Rupérez o su colaboración en la fuga de prisión de Albert Boadella.