Carmena celebra el Año Nuevo Chino y no las fiestas cristianas

Carmena con el presidente de Israel 

Es habitual entre los progres celebrar antes lo de fuera que lo nacional. El Ayuntamiento de Madrid, haciendo honor a la política habitual de Podemos, ha decidido llenar las calles de la ciudad con carteles felicitando el Año Nuevo Chino, además de realizar actividades durante prácticamente todo el mes de febrero.
Desde el Consistorio se ha confirmado que habrá talleres, pasacalles y rutas gastronómicas, al afirmar que “el Año Nuevo Chino se ha convertido en uno de los eventos más esperados del año”.
Pero las críticas no se han hecho esperar, ya que numerosos madrileños han recordado que en las anteriores Navidades, el Ayuntamiento no permitió colocar un Belén en la Puerta de Alcaláya que no todos los madrileños son cristianos”, además, Manuela Carmena tampoco felicitó la Navidad.