El sionista Trump, quita el español de la web de la Casa Blanca


A un año del inicio del gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, el cibersitio de la Casa Blanca sigue sin contenido en español, a diferencia de lo que ocurrió con los dos últimos presidentes y a pesar de que dos de cada cinco residentes en el país habla este idioma.

Hasta Irán y la hermética Corea del Norte hicieron esfuerzos para llegar al mundo hispanohablante. 

Hace un año, el entonces secretario de prensa del mandatario, Sean Spicer dijo que el nuevo ejecutivo había eliminado el contenido en español del cibersitio pero que el equipo de tecnología estaba “trabajando horas extra” para desarrollar una nueva página web. En julio, la directora de medios de la Casa Blanca, Helen Aguirre Ferre, señaló que esperaba el lanzamiento de la web en español para finales de 2017.

Ahora, Aguirre Ferre no confirma si sigue habiendo planes para el cibersitio en español.
Seguimos trabajando para mejorar la página de la Casa Blanca proporcionando importantes contenidos en inglés sobre las iniciativas y políticas que está llevando a cabo el gobierno de Trump”, escribió en un correo electrónico.
Javier Palomarez, presidente y director general de la Cámara de Comercio Hispana de Estados Unidos, señaló que la ausencia de un cibersitio de la Casa Blanca en español “envía un mensaje bastante preocupante”.

Hay más de cuatro millones de emprendedores y empresarios hispanos en este país, muchos de los cuales son receptivos hacia la agenda pro empresarial del gobierno”, dijo Palomarez en un email. “Si hacen aunque sea un pequeño esfuerzo para comunicarse e interactuar con la comunidad latina, quizás puedan ganarse a unos cuantos de ellos”.

A medida que los latinos se convertían en la minoría más grande en Estados Unidos, el gobierno del expresidente George W. Bush fue el pionero a la hora de agregar contenido en español a la web de la Casa Blanca.
Luis Miranda, director de medios hispanos del gobierno con Barack Obama, dijo que el cibersitio en español durante sus legislaturas incluía información dirigida a la comunidad sobre temas como inmigración, sanidad, banca o veteranos del ejército.

Durante su campaña presidencial, Trump criticó a su rival en las primarias republicanas Jeb Bush por responder a la pregunta de un reportero en español, señalando que el exgobernador de Florida “debería dar ejemplo hablando en inglés cuando está en Estados Unidos”. Trump alejó a los votantes hispanos con su dura retórica antiinmigración, refiriéndose a muchos inmigrantes mexicanos como “delincuentes” y “violadores”.

La Casa Blanca de Trump mantiene una cuenta de Twitter en español, @LaCasaBlanca, que no es muy activa en la red social. Creada en el mismo mes, enero de 2017, que la versión en inglés, @WhiteHouse tiene más de 3.200 tuits frente a los apenas 200 de la española.

El cibersitio actual de la Casa Blanca supone un claro contraste frente a los esfuerzos de otros países para llegar a la comunidad hispanohablante, que tiene al menos 592 millones de personas en todo el mundo según el Instituto Cervantes, una institución para la difusión del idioma creada por el gobierno de España.