Jordi Sánchez cobraba en la ANC 8.000 € al mes

Jordi Sánchez y su 'chico'

El líder de ANC Jordi Sánchez cobraba un sueldo mensual de 8.000 euros procedente de la Fundación Universidad Pompeu Fabra. Jordi Sánchez, el mismo que acaba de intentar ser puesto en libertad por enésima vez, consiguió, de este modo, contar con unos ingresos más que notables sin necesidad de que contasen los pagos dentro de los registros de la propia Asamblea Nacional Catalana (ANC). Las investigaciones empiezan a aclarar, de este modo, el supuesto misterio de cómo podía tener tanta actividad golpista una asociación que, a fecha actual, sigue defendiendo que no recibe subvenciones de la Generalitat.

Fue Jordi Sánchez el mismo que aseguró en el acto del 11 de junio pasado en Montjuic, con Guardiola como testigo, que “no habría jueces suficientes para llevar a todos los tribunales. Pues bien, no sólo parece que empieza a haberlos, sino que lo que también parece es que su posición económica era más que saneada mientras lanzaba las consignas. Porque, pese a no figurar dentro de la contabilidad de ANC, Jordi Sánchez había encontrado una vía de ingresos mensuales más que notable para desarrollar su actividad golpista.
A pesar de no haber figurado en plantilla, la Fundación Universidad Pompeu Fabra ha previsto una asignación mensual de pago de casi 8.000 euros como contraprestación por los “trabajos y estudios” que “oficialmente” ha realizado Jordi Sánchez para esta institución.
“La UPF es una universidad pública”, como destaca abiertamente la Universidad. Y la “Fundación Universidad Pompeu Fabra es una entidad privada sin ánimo de lucro, constituida en el año 2006 por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Universidad Pompeu Fabra [pública]” que, según sus estatutos, tiene “el objetivo de cooperar para conseguir las finalidades de la Universidad a través de: la promoción y mejora de la docencia y la investigación; el fomento y la difusión de la cultura universitaria; el establecimiento de interrelaciones entre la Universidad y la sociedad”.
Por lo visto, en todo ello, ha conseguido encontrar hueco para albergar los lucrativos trabajos de Jordi Sánchez.