La CUP dice que los atentados de Barcelona fueron provocados por el Estado


Mireia Boya ha demostrado este sábado que no está muy cuerda. La ex diputada de la CUP, que esta semana declaró ante el Tribunal Supremo sin que este decidiera ingresarla en prisión o tomar medida cautelar alguna por su participación en el proceso independentista, no ha dudado en asegurar que los atentados de Barcelona y Cambrils, del pasado mes de agosto, fueron “terrorismo de Estado” para “parar el independentismo”.
En varios tuits que ha publicado este sábado, Boya defiende que Joaquim Forn está en prisión “por venganza” por la gestión que hizo la consellería de Interior en relación a los atentados, además de acusar al Estado de ser el autor de los mismos.
 Europol tiene información sobre el imán de Ripoll. Algún día verá la luz quién está verdaderamente detrás de los atentados”.

Quizá era terrorismo de Estado, un intento de decretar el estado de excepción y sacar el ejército a la calle. Guerra psicológica a un mes y medio del referéndum, para evitarlo”, no duda en defender la ex diputada.
No perdonarán nunca la gestión realizada por Forn y el mayor de los Mossos en los atentados”, sigue. “Vergüenzas de un Estado dispuesto a utilizar cualquier método para parar el independentismo. La prisión es silencio. La violencia no es nuestra es suya”.