Una pediatra se negó a atender a un niño de ocho años porque sus padres defienden la unidad de España


Un juez de Manresa ha imputado a la única pediatra de Balsareny, una pequeña localidad de la provincia de Barcelona, tras negarse a atender a un niño de 8 años por el único motivo que sus padres son defensores de la unidad de España. De hecho, los naZionalistas ya trataron de quemar su vivienda por tener una bandera de España en el balcón.
La doctora es la mujer del alcalde de la población, Isidre Viu (ERC), que anunció en los medios que pretende echar de la localidad a “los ultras de extrema derecha”. el pasado mes de diciembre, Jordi y Cristina ya sufrieron el primer susto: los independentistas prendieron fuego al felpudo del portal y los bomberos tuvieron que desalojar el edificio.
Según OKDIARIO, la pasada semana Cristina llevó a su pequeño de 8 años que se encontraba con fiebre a la consulta del pediatra. En un primer momento, la doctora se negó a atender al pequeño. “Es la última vez que atiendo a tu hijo, no lo traigas más porque no pienso volver a atenderle”, sentenció.
A continuación, la doctora acudió a una Comisaría y denunció a los padres del niño por presuntos insultos y amenazas. Sin embargo, cuando fue llamada a declarar, Cristina aportó al juez la grabación de audio que había realizado en la consulta de la pediatra.
El juez comprobó que la doctora había mentido en su denuncia y ha imputado a la pediatra como autora de un delito de falsa denuncia.